Embarazo, Parto, Posparto

El Duelo Perinatal: La Pérdida Sin Nombre

A una persona que pierde a sus padres se le llama huérfano/a, a aquel que perdió a su pareja se le llama viudo/a, y a aquel que pierde un hijo/a ¿cómo se le llama?

El duelo en la perinatalidad se deriva de la pérdida de un bebé durante el periodo de gestación, parto o posparto. Es un tema del que se habla muy poco, de hecho, la mayoría de personas prefieren hacerlo a un lado ya que es una realidad muy cruda y difícil, sin embargo, cualquier persona puede llegar a vivirla.

Este duelo se diferencia de otros en la cercanía entre el nacimiento y la muerte, generando un sufrimiento psicológico que puede constituir una experiencia muy difícil de sobrellevar para los padres y hace que corran el riesgo de verse afectados en su bienestar físico y psicológico.

Los problemas más comunes son los sentimientos de culpa e inferioridad, que pueden resultar en disminución de la autoestima. De la misma forma, este duelo puede dar lugar a trastornos depresivos, de ansiedad y de estrés postraumático.

Se ha comprobado que mujeres que experimentan una pérdida gestacional tienen más probabilidades de presentar depresión y ansiedad excesiva durante un embarazo posterior en comparación con mujeres sin estos antecedentes. Cabe resaltar que a menudo se aconseja esperar un período de 1 año antes de intentar un nuevo embarazo y que a lo largo de este, los profesionales de la salud estén conscientes de la historia pasada, prestando apoyo y acompañamiento.

Las actitudes hacia la pérdida varían de acuerdo a las expectativas de los padres, aspectos como que sea el primer embarazo, que el hijo sea deseado, que se trate de una gestación al final de la vida reproductiva o producto de técnicas de fertilización. No se debe considerar iguales a todos los padres, ya que cada uno le atribuye un significado diferente a su pérdida. Cada persona es diferente, como lo es su apego con ese bebé, y también lo es su manera de afrontar la pérdida.

La ira internalizada tiende a retrasar la resolución del duelo, al igual que las pérdidas no resueltas reactivadas por esta muerte, y que pueden relacionarse con duelos encadenados. Fechas importantes como aniversarios e incluso otras pérdidas significativas precipitan el colapso y la depresión.

Diferencias en el Duelo de Madres y Padres

Las madres reportan significativamente más episodios de llanto y depresión, mientras que los padres a menudo se sumergen en el trabajo, evitando expresiones de sentimiento con el fin de ser fuertes para la madre.

La pérdida perinatal de un bebé tiene el potencial no solo de un gran impacto en los padres sino también en la relación de pareja. Un tercio de los matrimonios tienen dificultades después de una muerte perinatal, dado que el luto incongruente entre las madres y los padres pueden crear una tensión particular.

¿Y qué pasa con los Hermanos?

Los hermanos corren un evidente riesgo de sobreprotección. Igualmente, existe riesgo de que desarrollen un estilo de apego desorganizado dadas las dificultadas generadas cuando el trauma de sus progenitores no ha sido resuelto.

Cuando el próximo hijo es concebido antes de resolver el duelo puede ser visto como un niño de reemplazo permitiendo a los padres parcialmente para negar la pérdida, además, es común la idealización del niño fallecido y el papel del hijo de reemplazo es muy difícil, por lo que se les debe hacer ver que el nuevo bebé no puede mitigar sus sentimientos de pérdida.

Apoyo de la Red Social

Un importante factor protector frente a reacciones patológicas es el grado en que la red social reconoce el significado emocional de la pérdida y se identifica o aprueba las reacciones de los padres en duelo. Con frecuencia hay un muro de silencio con base en la suposición de que los padres desean estar solos, lo cual puede ser mal interpretado por estos como prueba de poca valía al sentirse abandonados. Por otro lado, el silencio que rodea la pérdida perinatal tiene que ver también con la intimidad, dentro el tabú de la sexualidad, la muerte y la fertilidad, y es posible que el estigma y la vergüenza les lleve a un retraimiento social y la supresión del duelo.

Intervención del Personal Médico-Asistencial

Es importante tener en cuenta que la intervención hospitalaria en muchos casos es muy breve y solo ofrece tiempo para prestar “primeros auxilios psicológicos” en el inicio del proceso de duelo.

Acompañar y cuidar a estos padres no es algo que se deba improvisar, por lo que se necesita una formación específica acerca del duelo perinatal y habilidades de comunicación, que permitirán a los profesionales de la salud ser capaces de abordar la pérdida de un modo constructivo.

Los profesionales pueden sentir un gran impacto emocional ya que no sólo tienen que enfrentarse a sus propios sentimientos, sino también a los de los padres y con frecuencia su respuesta es evitar la situación para controlar el estrés profesional, por lo que la formación y capacitación para el manejo de estas circunstancias es básico.

¿Qué hacer?

Es importante conocer las implicaciones emocionales para los padres, qué pueden sentir y cómo pueden gestionar sus emociones mientras atraviesan el duelo.

La red social ha de ser empática y brindarles el soporte que necesitan, validar sus sentimientos,  escucharles cuando sea necesario para que la pareja sepa que cuentan con su apoyo.

Es clara la importancia del seguimiento y apoyo terapéutico a las familias que se ven enfrentadas a un duelo perinatal, ya que la pérdida (que es tanto física como simbólica) afecta a toda la familia.

Igualmente el apoyo debe estar disponible en las circunstancias que reactiven el dolor, tal como aniversarios o un próximo embarazo.

Otro aspecto a resaltar es la importancia de implementar programas de capacitación con los profesionales de la salud de manera que esto les ayude a prestar esos “primeros auxilios psicológicos” para abordar las pérdidas perinatales de la mejor forma y así contribuir a que la  familia pueda iniciar su duelo con todo el apoyo y que su experiencia sea menos traumática.

Anuncios
Embarazo

“¡Estamos embarazados!”: Síndrome de la Covada o Embarazo Empático

¿Has escuchado alguna vez que al padre también le den los síntomas del embarazo? ¿es eso normal? ¿por qué pasa esto?

Por extraño que parezca sí, es posible. De hecho, entre el 10 y el 65% de los hombres lo experimentan y a esto se le conoce como el Síndrome de la Covada o Couvade (proviene del término francés “couver”, que significa “incubar”).

¿De qué se trata exactamente el síndrome de la Covada?

Es un estado de empatía en el que el padre comienza a manifestar síntomas del embarazo cuando su pareja está gestando, algunos pueden ser:

  • Aumento de peso
  • Náuseas matutinas
  • Acidez estomacal
  • Cambios frecuentes de humor
  • Alteraciones del apetito
  • Cansancio
  • Dolor de cabeza

Estos síntomas de embarazo empático o compartido se presentan sobre todo durante el primer trimestre, desaparecen en el segundo, y reaparecen hacia el tercer trimestre. Suelen desaparecer tras el parto.

Es importante destacar que no es una enfermedad ni una condición médica reconocida, no obstante, la investigación demuestra que estos síntomas involuntarios existen y pueden afectar a cualquier hombre.

¿Cuáles son las causas?

No están claras sus causas, sin embargo, existen varias teorías alrededor de este síndrome:

Se ha relacionado con temas hormonales debido a incrementos en el nivel de la prolactina y estrógenos y bajos niveles de testosterona durante el primer y tercer trimestre, lo que lleva a desplegar comportamientos paternales propios del síndrome de la Covada.

Otras teorías involucran las circunstancias psicosociales de marginación del hombre durante la gestación y el parto, ya que los padres pueden sentir que son de poca ayuda, de modo que inconscientemente llevan la atención hacia ellos.

Otra teoría sugiere que la cercanía del hombre hacia el feto favorece la aparición del síndrome ya que se ha llegado a correlacionar el nivel de involucramiento y apego del padre hacia el feto con la incidencia de síntomas físicos, señalando que los síntomas pueden ser un reflejo del nivel de apego hacia el hijo no nacido.

Por último, la teoría más aceptada se relaciona al momento de transición a la paternidad ya que se asocia con ansiedad, debido a la angustia y preocupación derivadas de la llegada del bebé. Teniendo esto en cuenta, algunos factores que pueden influir en la aparición de este síndrome son que el padre este preocupado por asuntos relacionados con la paternidad (cambios en la relación de pareja, el nacimiento, las finanzas familiares…), tenga historias previas de pérdidas gestacionales, que la pareja haya presentado dificultades para lograr el embarazo o que la paternidad haya llegado de forma inesperada. Cerca del 20% de hombres en estas circunstancias buscan ayuda psicológica y pueden beneficiarse enormemente en su proceso de cara a su rol paterno.

Si bien hay muchas teorías, lo cierto es que el embarazo es cosa de dos. Durante este periodo hay una aproximación a la pareja, una conexión emocional y el deseo compartido se ser padres.

Hoy en día se ha ido rompiendo con el esquema del padre distante y se resalta su implicación en los procesos de embarazo, parto y crianza, lo cual es muy positivo para que el niño pueda establecer lazos afectivos tempranamente con ambos progenitores, permite al padre reafirmarse en su rol y a la madre sentir apoyo y seguridad.

 

pregnancy-1136777_1920

Crianza temprana

Colecho: ¿qué debes tener en cuenta?

Hace un par de días alguien me preguntaba sobre el colecho y lo cierto es que existen muchas opiniones respecto a dónde deben dormir los niños.

En primer lugar, ¿qué es el colecho? pues bien, esta palabra hace referencia a cuando padres e hijos comparten cama a la hora de dormir.

Lo que he hecho ha sido organizar información acerca de este tema, de manera que cada familia pueda tomar una decisión informada después de haber hecho un análisis de los pros y contras de cada una de las opciones.

Pros

  • Favorece la lactancia.
  • Refuerza el vínculo afectivo y un apego seguro.
  • Menos despertares en la noche.

Dormir con los padres el primer año no produce alteraciones de sueño más adelante. El colecho ayuda a que sus necesidades sean satisfechas más rápidamente porque incluso la madre puede notar lo que necesita segundos antes, lo cual puede disminuir el llanto.

Contras

  • Asociado a riesgo de SMSL (síndrome de muerte súbita del lactante) y asfixia.
  • Puede interferir en la relación de pareja.

El principal contra es la relación entre el cohecho y el SMSL. Cabe resaltar que se ha logrado establecer los casos en los que no se debe practicar el colecho por su asociación al SMSL:

  • Cuando el bebé tiene menos de 3 meses de edad y durante el posparto inmediato, donde el cansancio es extremo.
  • Cuando los padres están tomando algún medicamento, analgésico o sedante que disminuya su estado de alerta o produzca somonlencia.
  • Siempre que los padres estén muy cansados.
  • Cuando se pone al bebé a dormir en el sofá o en una superficie irregular y que no sea lo suficientemente firme.
  • Cuando se ha ingerido alcohol en las 24 horas antes de dormir con el bebé.
  • Cuando la madre ha fumado durante el embarazo, ya que esto ha podido afectar su desarrollo pulmonar.
  • Cuando hay obesidad, ya que les cuesta más despertarse.
  • Cuando hay fiebre o en caso de prematuridad.

Recomendaciones

Ok, ya que contamos con más información sobre pros y contras, ahora veamos cuáles son las precauciones que se deben tener en cada uno de los casos:

Al dormir en cuna:

  • La cuna debe estar en la habitación de los padres.
  • El bebé debe dormir boca arriba, sin almohada.
  • No abrigarle en exceso, taparle solo hasta las axilas.
  • No dejarle llorar sin atenderlo.

Al practicar colecho:

  • No abrigarlo mucho ya que la temperatura corporal se regula con la del adulto.
  • Asegurarse que no se pueda quedar atrapado entre la pared y el colchón.
  • Si hay un hermanito, ubicarlo al otro lado, de manera que el adulto quede en medio.
  • La pareja debe saber que el bebé está en la cama.
  • El colchón debe ser firme, amplio y liso.

Unicef y Asociaciones médicas aseguran que el mejor lugar para un lactante menor de 6 meses es en la cuna boca arriba al lado de la cama de sus padres, ya que esto puede disminuir el SMSL en mas del 50%.

¿Qué es el Colecho reactivo?

Es cuando el niño duerme con sus padres, no porque ellos escogiesen esta práctica al considerarla beneficiosa, sino como una reacción a la actitud del niño. Es cuando el niño tiene más de 18 meses y se despierta y se va a la cama de sus papás. Este tipo de colecho es reportado como contraproducente ya que se desvela y se altera el sueño.

Lo más importante de todo esto es que como padres atendamos las necesidades de nuestro pequeño, si llora verificar qué le pasa, ser empáticos y responder a sus necesidades afectivas. Hacerle ver con nuestro comportamiento hacia ellos que estaremos allí siempre que nos necesite, para lo cual debemos ser sensibles a sus necesidades y responder a ellas de manera rápida y oportuna. Conforme va a ir creciendo el bebé va a sentirse lo suficientemente seguro para irse (eso incluye la cama de los padres) a explorar el mundo.

baby-19295_1920

 

 

Crianza temprana

¿Cómo se fortalece el vínculo entre el bebé y sus padres?

El bebé humano es extremadamente frágil y dependiente. Cuando nacemos no estamos completamente desarrollados, aún somos muy dependientes de nuestros cuidadores, de forma que la naturaleza nos ha dotado de mecanismos que facilitan que el bebé humano tenga el cuidado que necesita para desarrollarse en los primeros años.

El mecanismo principal para que esto se de se llama Vínculo, el cual inicia desde el primer momento en que la madre entra en contacto con su bebé y comienza a desarrollar una relación con él.

El vínculo padre/madre-hijo es una de las experiencias más complejas por las que el ser humano atraviesa y requiere contacto físico e interacción.

El momento más importante para el establecimiento del vínculo se da cuando el bebé nace. Se fortalece en la medida que padres y bebé comparten momentos de cuidados, caricias, mimos… De manera que son estas experiencias las que refuerzan el lazo afectivo que es tan importante en el desarrollo del bebé y de los padres en su nuevo rol.

Los cuidados proporcionados al lactante estimulan su desarrollo cerebral. La calidad de este cuidado permite regular la respuesta del estrés y está íntimamente relacionado con el desarrollo del apego.

Teniendo en cuenta lo anterior, es de gran importancia que los padres compartan con sus hijos espacios de contacto físico piel con piel, caricias, miradas, caricias, mimos, cantos, etc. Cabe resaltar que la lactancia materna y métodos como el madre canguro promueven el vínculo afectivo, dado que favorecen estos espacios íntimos entre el bebé y sus progenitores.

Embarazo

Cómo afrontar las emociones en el embarazo

Si vas a ser madre es posible que el momento en que te enteraste haya marcado un antes y un después en tu vida, ya que son muchas las emociones que llegan con esa gran noticia. Puedes experimentar una enorme felicidad y gran expectativa, incluso puedes llegar sentirte abrumada, con incertidumbre, miedo o angustia, y pueden surgir muchas dudas!! A fin de cuentas, este el inicio de un mundo nuevo para ti.

Cuando te sientas angustiada o inquieta, ten en cuenta que todo es pasajero. Ve un día a la vez, ve un instante a la vez. Vive a plenitud todos los momentos maravillosos que vas experimentando, y aquellos momentos incómodos, recuerda que también son parte del proceso en el que tu cuerpo y tu mundo se van alineando para darle la bienvenida a tu bebé.

El embarazo es un proceso que como el mar traerá olas grandes, olas pequeñas, y otras veces estará en calma… lo importante es que sepas que todo es pasajero y aprendas a surfear tus emociones.

Respira y sé paciente. Todas las emociones son comprensibles y todas cumplen su función. Haz el ejercicio de observarlas y déjalas ir, siéntelas, conócelas. No te sientas culpable porque experimentaste un momento de rabia o malestar. No pasa nada, déjalo ir y vuelve a tu centro. Respira y recuerda que todo es pasajero.

 

Recomendaciones

Secret Life of Babies

Un documental que abarca bastante bien  lo que se ha descubierto acerca de cómo es el mundo desde la perspectiva de los bebés, de las increíbles capacidades que tienen y cómo poco a poco se van adaptando al mundo que les rodea es el documental llamado Secret Life of Babies (El Mundo Secreto de los Bebés) del director Barry Revill.

Puede resultar bastante útil para aprender un poco más acerca de esas pequeñas personitas y entenderlas un poco mejor. Normalmente, vemos a los bebés como seres frágiles e indefensos a quienes hay que cuidar y proteger, pero por otro lado, también resulta interesante aprender que vienen dotados de habilidades impresionantes.

La ciencia apenas está empezando a comprender el mundo secreto de los bebés, descubriendo que sus pequeños cuerpos poseen enormes capacidades y potencialidades. A cada momento los bebés están absorbiendo aprendizajes de su entorno y conforme pasa el tiempo van perfeccionando más y más las destrezas que han ido adquiriendo. Aprenden a relacionarse, a responder a su entorno, a comunicarse, a caminar… van poco a poco ganando más control sobre su cuerpo y con ello ampliando su mundo y posibilidades. Todo esto de la mano de sus cuidadores, quienes deben estar allí para ayudarles en ese proceso de ser cada vez más autónomos y a confiar que el mundo es un lugar seguro y lleno de amor para ellos.